8 Motivos Por Los Que No Estas Bajando De Peso, Y No Te Diste Cuenta.

Estas aumentando de peso y no sabes por qué.

Bueno, veamos, estas ejercitando un poco y cuidándote en las comidas y aun no sabes como es que has subido estos kilos de más, y es un poco frustrante y confuso, ¿no?

Si estas tomando agua y entrenando dentro lo planeado, y comiendo lo mas saludable y nutritivo posible.  ¿Qué es lo que sucede?

Aquí vamos a analizar que puede estar pasando que no has podido bajar.

  1. No estas descansando lo suficiente

Como mamas sabemos que no siempre podemos obtener ese preciado descanso de 7-8 horitas que nos recomiendan los médicos.  Muchas veces, el dormir 4 horas seguidas llega a ser un verdadero logro.

Sin embargo, si estas cansada, tu cerebro se ralentiza, tus reflejos no responden como siempre y todo lo que puedes pensar es en unas ricas galletas de chocolate para tener un poco de energía que te ayude a sobrellevar la hora de ¨las brujas¨.  Si esto se vuelve habitual, y sigues en una racha de mal dormir, es muy probable que veas que los kilos se siguen sumando.

Otras formas de poder descansar un poco más: duerme cuando duerma tu niño/a, organiza una rutina para ir a dormir corta y efectiva cada noche, limita tu consumo de cafeína durante el día, y mantente activa, tratando de no abandonar el ejercicio por más que estés cansada.

  1. Estas comiendo mucha cantidad de comida sana

El control de las porciones es clave.  Servirte un gran plato de verduras, proteínas y grasas está muy bien, pero hacer porciones enormes es un gran error y muy común también.

Los excesos no son buenos, busca el balance en tus porciones y grupos de alimentos y tu peso se mantendrá balanceado también.

  1. Tu actividad física es demasiado

Aunque no lo creas, hacer un exceso de ejercicio puede causar estrés en el cuerpo y se produce un aumento en la producción de hormonas.  Tu cuerpo no tiene tiempo de recuperarse y tienes fatiga.

Hacer demasiado ejercicio cardiovascular, también afecta los niveles de estrés y hambre (¡oh!), lo cual puede llevar también a un aumento de peso debido al aumento de Cortisol. Estos cambios de niveles, acumularan grasas mientras tus niveles de insulina aumentan y por ende el azúcar en sangre, provocándote deseos de consumir comidas con altos contenido en azucares.

La recomendación es entonces, tomar días de descanso.

  1. Estar sentada por mucho tiempo.

Mirar pelis y series está muy bien, pero comer mientras lo hacemos va en contra de tu plan de bajar de peso.  Y no es por comer en el mientras tanto, sino que estar sentada mucho tiempo, provoca que tus músculos y a la larga tu motivación, se vayan relajando.  Seguramente esta cuarentena habías empezado y con el correr de los días has abandonado.  Busca motivarte para retomar tu actividad.

Si trabajas detrás de un escritorio, te recomendamos que cada 30 minutos te levantes a caminar un poco, si es necesario ponte una alarma.  También es muy bueno si durante tu almuerzo caminas la vuelta a la manzana o incluso quedas un rato de pie.

Nuestro cuerpo fue hecho para moverse, así que… ¡a moverse!

  1. Ahorrar calorías

¨Ya se hicieron las 3 de la tarde, voy a picar algo y me reservo para la cena¨. Si algunas veces haces esto, no es la mejor de las decisiones.

Comer regularmente a lo largo del día, como decimos a veces ¨cada 2 horas¨, te mantendrá en peso y con los niveles de hambre controlados.  Ahorrar calorías para más tarde, puede provocar que comas en exceso a la hora de sentarte a comer, ¡ya que posiblemente estés muerta de hambre!

Como dice el viejo dicho: ¨Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo¨, este consejo no está muy errado.

Algunos estudios realizados indican que las personas que desayunan bien por las mañanas, siendo su comida fuerte del día, tienen un índice de Masa Corporal mas bajo que las personas que cenan mas fuerte, aun cuando el consumo de calorías es muy similar.

  1. Tomar mucha agua embotellada.

Hay algunos estudios que revelan que consumir grandes cantidades de BPA puede llevar al aumento de peso.  Así que si estas tomando agua en botellas plásticas, estas afectando a tus hormonas.

Lo ideal es que trates de tomar de botellas sin BPA, estarás ayudando a tu peso y al medioambiente.

  1. Comer colaciones ¨saludables¨.

Es muy importante que vayamos haciendo colaciones durante el día para no sufrir ataques de hambre durante el día y no llegar desbordado al horario de la comida principal.  Sin embargo, las colaciones han de ser limitadas y bien pensadas.

Picar colaciones que no soy verdaderamente saludables, como las barritas de cereales compradas, comidas procesadas y otros productos que te aseguran que te mantienen en línea pero no lo hacen…  Por el contrario, busca las colaciones con beneficios adicionales, por ejemplo, con fibras, como las comidas integrales, batidos y colaciones caseras.

Que la excusa no sea el tiempo, organízate y haz tus propias colaciones para asegurarte

  1. Consumo de alcohol.

Puedes ser la persona mas saludable de tu barrio, entrenar varias veces por semana, tener una dieta muy bien balanceada, pero si también tomas 2 ¨copitas¨ de vino por las noches, aquí es donde la salud termina y los kilos inexplicables comienzan a subir.

Cuando se difundió que el vino tiene antioxidantes, muchas personas erróneamente pensaron que tomar la cantidad de vino que desearan no les haría nada.

Trata de tener esto en mente cuando pienses en tomar alcohol en algún momento y podrás recoger tus beneficios, si te pasas de más, obtendrás el resultado opuesto.

Una copa de vino cada tanto no daña, pero cuando nos pasamos de este límite, los niveles de alcohol en sangre se elevan y posiblemente pierdas el control y no midas lo que comes y tires por borda gran parte de tus esfuerzos.

Para realmente bajar de peso tienes que cambiar tus hábitos, esto incluye comer mas seguido, comidas con mayor cantidad de nutrientes e integrales.

En nuestros 28×4 Fitplan, encontraras un programa especialmente creado para las mamas: las  ayudamos a bajar saludablemente con comidas reales, sencillas y deliciosas.

En nuestros Fitplanes, incentivamos a las mamas a que concreten 3 comidas principales por día y 2 colaciones.  Comer a intervalos regulares a lo largo del día mantiene el metabolismo trabajando y por ende ayuda a eliminar las grasas.  Nuestras recetas están diseñadas para que sean fáciles, accesibles y que gusten a toda la familia, transmitiendo así nuestros valores de comer sano.

Además de las comidas, el 28×4 Fitplan incluye ejercicios diarios para que todas las mamas puedan moverse en la comodidad de sus casas sin equipo caro de gimnasia, disponiendo de sus tiempos y acomodándose a las rutinas que cada familia tiene.

Nuestra propuesta es muy variada para evitar que las mamas se aburran, comiendo lo mismo y haciendo los mismos ejercicios a lo largo del tiempo.  ¡De esta manera, tienen mayores posibilidades de tener éxito!

Antes de que te des cuenta, estarás ya en tu peso soñado y ya habrás eliminado esa barriguita que te quedo del embarazo.

Unite aqui.